Analú Dada es una joven de 16 años nacida en El Salvador. Su talento en el canto la ha catapultado en las redes sociales de tal forma, que está dejando huella en las plataformas digitales y abriendose paso en la industria musical

Desde muy pequeña esta chica se inclinó por el arte. A los tres años comenzó con clases de baile y un año después aprendió a tocar el violín. Sin embargo, nunca pasó por su cabeza cantar.

Hasta hace dos años, cuando dio el paso de formar parte del coro de su iglesia y del colegio. Allí descubrió su pasión por el canto y el teatro musical. Estas experiencias la formaron artísticamente para desarrollar todo el potencial de su talento, el cual dio sus frutos poco tiempo después.

En diciembre de 2019 Ana Lucía Dada (nombre completo de la joven) lanzó su primer sencillo titulado “De fiesta en Fiesta”, de la mano de la productora Pandaswing. Posteriormente, en febrero de este año estrenó un cover de “Colgando en tus Manos” en colaboración con Javi Mendoza.

Además, la joven y su equipo de trabajo clasificaron para PIBA Lidera, una importante competencia de músicos auspiciada por la Universidad Anahuac de México. Donde competirá con dos canciones compuestas por ellos, en el top 5 de 70 equipos participantes.

Estas producciones derrochan un estilo dulce y arrollador, donde los géneros pop y acústico salen a relucir. Asimismo, Dada se apoya incondicionalmente en sus instrumentos para hacer música, “utilizo mi ukelele para definir los acordes y el violín para hacer la melodía de la voz”, expreso la pequeña artista.

Esta demostración de profesionalismo, es un abreboca del trabajo constante que realiza Analú Dada para triunfar en esta industria. “Yo quiero dejar mi huella, poder impactar en la música, mi mayor objetico es poder sacar a mi país adelante”. Con esta frase la joven deja en claro que quiere alcanzar sus sueños sin importar los obstáculos, que es una cantante que nunca se rinde y sin lugar a dudas no se detendrá hasta conseguir cada una de sus metas.

Te puede interesar: J Balvin le pone «Colores» a la música