Bolivia se encuentra azotada por fuertes lluvias en las últimas semanas, las cuales han causado el desbordamiento de ríos y deslizamientos de varios metros de tierra, los que han desembocado en el fallecimiento de más de casi una veintena de personas.

En la región de Caranavi se registró un nuevo derrumbe, incrementando la cifra de fallecidos que se localizaba en ocho víctimas hasta el día domingo. Un segundo deslave se generó en la carretera que conecta a La Paz con la localidad selvática.

Las autoridades anunciaron el aumento de las víctimas fatales encontradas a 16 individuos, destacando que es un dato preliminar mientras continúan las labores de búsqueda y rescate.

Por su parte, el Gobierno de Bolivia decretó una emergencia en diferentes estados del país sudamericano por las inundaciones suscitadas. “En el país hay 12 municipios que se declararon en desastre, ocho municipios declarados en emergencia que corresponden a  los departamentos de Tarija, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Beni y Chuquisaca. Seguramente en el transcurso de los siguientes días o semanas tendremos todavía más municipios declarados en desastre o emergencia” anunció el ministro de Defensa, Javier Zavaleta.

Según los datos suministrados, un total de  4.338 familias se han visto perjudicadas por las fuertes lluvias, mientras que de ellas  1.673 quedaron damnificadas. El mandatario nacional destinó un plan de contingencia para evitar más tragedias en las diferentes localidades bolivianas.

Te puede interesar: Venezuela: Europa reconoce a Guaidó

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here