El Beisbol es la principal distracción de la población venezolana, la cual atraviesa tiempos difíciles a nivel social, económico y político. Pero este año la temporada de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP) se vio marcada por varios incidentes.

Los Cardenales de Lara conquistaron la final del certamen criollo, sumando su quinto título en su historia, luego de una final ante los Leones del Caracas, quienes sufrieron varios inconvenientes que afectaron su desempeño.

La campaña fue marcada en primera instancia por la muerte de los jugadores José Castillo y Luis Valbuena, pertenecientes a la novena de los “pájaros rojos”. El 7 de diciembre los beisbolistas fallecieron luego de que el vehículo en el que se trasladaban se volteó al impactar con una serie de obstáculos, colocados por delincuentes en la vía para intentar robar a quienes se accidentaran.

Fotografía: CICPC

Tres jornadas de luto se establecieron tras un acuerdo entre los equipos y la LVBP. Cardenales superó la ronda regular con un registro de 35 victorias y 28 derrotas, clasificándose como segundo solo siendo superado por Navegantes del Magallanes.

En los playoff despacharon a Bravos de Margarita y posteriormente vencieron a Navegantes, citándose en la final con el cuadro de los Leones del Caracas. La final comenzó con un triunfo de los larenses por 7-1 el día 22 de enero en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto.

El 23 de enero una serie de concentraciones y protestas convocadas por la Asamblea Nacional abarcaron todo el territorio nacional, en una jornada donde Juan Guaidó se proclamó como presidente encargado de Venezuela, tras el rechazo internacional y de la población al nuevo periodo de Nicolás Maduro, escogido en unas elecciones regidas por las irregularidades y catalogadas de “fraudulentas”.

La represión de los agentes de las Fuerzas Armadas no se hizo esperar, desatándose varios enfrentamientos en los diversos estados de la nación sudamericana, los cuales dejaron un saldo de 29 muertes y 495 detenidos.

Ante los hechos, los Leones se negaron a llevar a cabo el segundo duelo de la final, pero tras las presiones ejercidas por la directiva de la LVBP y la disposición de jugar de Cardenales, la jornada se llevó a cabo y finalizó con triunfo 8-2 de los pájaros rojos.

La ruptura de relaciones con los Estados Unidos por parte del Gobierno de Maduro, y los sucesos de violencia, causó la ida de los peloteros importados que se encontraban en el equipo felino. Además directivos y jugadores fueron amenazados con cárcel por parte del Ejecutivo venezolano al negarse a jugar la final.

Fotografía: Cardenales de Lara

Cardenales se impondría en el juego tres con pizarra de 12-1 en una serie que se trasladó al estadio Universitario de Caracas, cayó derrotado luego 8-4, pero se alzó con el título en el quinto encuentro tras vencer 9-2 a los dirigidos por Mike Rojas.

Una temporada marcada por las irregularidades y los problemas políticos coronó un nuevo campeón, que buscará ganar una Serie del Caribe sin sede luego de la negativa de la Confederación de Beisbol Profesional del Caribe de jugar el campeonato en Venezuela ante los problemas que atraviesa el país.

Te puede interesar: Cristiano Ronaldo: Salvador bianconero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here