Colombia: Nuevas informaciones del atentado en Bogotá

La explosión del cochebomba ocurrió el pasado 17 de enero

124
Fotografía: AFP

El atentado de un coche bomba en una Escuela de la Policía General Santander, Bogotá causó conmoción en Colombia por la frialdad del ataque, que se saldó con la vida de 21 cadetes y el fin de las negociaciones de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Wilson Arévalo Hernández, quien se entregó el mismo 17 de enero, fue el encargado de vender la camioneta que explotó en las instalaciones policiales, el cual habría traspaso su vehículo a José Aldemar Rojas, conductor del Nissan modelo 93 el día del atentado.

El hombre detenido en Arauca tendría una quesera llamada “La Primavera”. Nuevas informaciones indican que el sospechoso utilizaba los camiones de la empresa de lácteos para transportar material de guerra para el ELN en las localidades de Arauca, Casanare, Boyacá, Vichada y Bogotá.

Además se especula que Arévalo sería testaferro del Frente de Guerra Oriental del ELN. Según su declaración, el ganadero vendió su carro a José Aldemar Rojas Rodríguez por un precio de 25 millones de pesos.

El pasado 17 de enero una camioneta ingresó abruptamente en la Escuela de la Policía General Santander en Bogotá detonando los explosivos que se encontraban en su interior, causando el fallecimiento de 21 personas e hiriendo a más de 60 personas.

El Ejército de Liberación Nacional se adjudicó el ataque en respuesta a las acciones militares del Gobierno de Iván Duque, luego del cese al fuego de Navidad y Año Nuevo. Tras ello, el presidente colombiano anunció el fin de las negociaciones con el grupo paramilitar, mientras se emitieron órdenes de captura a sus líderes que se encontraban en Cuba para sellar el acuerdo de paz.

Te puede interesar: Emiliano Salas: encuentran restos del avión

Compartir