Colombia puso fin a las discusiones para un acuerdo de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), luego de un ataque con un coche bomba a una escuela policial ubicada en Bogotá, la cual dejó un saldo de 22 fallecidos.

Un nuevo ataque terrorista por parte del grupo paramilitar fue perpetrado, en esta ocasión en la población de Arauca, luego de que dos artefactos explosivos fueron arrojados en la estación de Policía de Tame.

El Gobernador de la entidad, Ricardo Alvarado, explicó que en la última semana se han ejecutado varios ataques por parte de los grupos disidentes. “Esto es una escalada. Ayer, inclusive, en la misma ruta de Tame, a un motorizado que acompaña las caravanas petroleras, lo atacaron y hubo una explosión de un artefacto. Hubo ayer cinco muertos en el departamento. En estas acciones, están asociadas las disidencias. En el caso de hoy, por lo general es el Eln” afirmó.

Hasta el momento no se han contabilizado victimas en el atentado con granadas a la estación policial. Por su parte, 11 agentes fueron heridos cuando se trasladaban en dos vehículos de Flor Amarillo a Puerto Jordán, siendo detonada a su paso una carga explosiva.

El pasado 14 de febrero, autoridades de Colombia informaron la frustración de un ataque en la localidad de Arauquita al encontrar 50 kilos de explosivos en una vía.

Te puede interesar: Juan Guaidó: 7 días para la ayuda humanitaria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here