Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, y Kim Jong-Un, jefe del gobierno norcoreano, realizaron un nuevo encuentro histórico para buscar un acuerdo de paz entre ambas naciones, y estrechar lazos de amistad.

Pero pese a las buenas intenciones, la reunión culminó sin arreglo entre los bandos presentes y quedará ahora en las manos de los equipos de negociaciones el poder retomar las conversaciones, buscando cerrar un trato.

El optimismo y la cordialidad se reflejaron durante las primeras horas, llegándose a establecer la presencia de embajadas de cada país en la capital del otro. “Tengo el sentimiento de que vamos a lograr buenos resultados” aseguró el mandatario norteamericano.

Pero pasado el mediodía, se anunció que ambas partes se marcharían sin un acuerdo y que no participarían en el almuerzo programado. La desnuclearización fue el aspecto que marco las charlas entre ambos.

Trump indicó que el líder norcoreano ofreció la clausura de la central Yongbyon, pilar fundamental del plan nuclear del país asiático, pidiendo a cambio el fin por completo de las sanciones. “Es una central muy grande, pero no es suficiente. Queríamos más, incluida esa segunda planta de uranio. Quiero acabar con las sanciones pero tienen que hacer más cosas. A veces tienes que estar listo para levantarte (de una negociación). Decidimos que no era apropiado firmar un acuerdo” expreso.

Además destacó que las negociaciones no se han roto de forma definitiva, y que se podría llegar a un acuerdo en los próximos meses. “Podría haber firmado un acuerdo hoy, pero prefiero hacerlo bien antes que rápido” sentenció.

Trump y Kim Jong-Un tuvieron su primera reunión hace ocho meses en Singapur, siendo el punto primordial en sus conversaciones el cese del plan nuclear en Corea del Norte.

Te puede interesar: Bolivia: Violencia a niños estremece el país

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here