30 años se conmemoraran en Paraguay desde la caída de la dictadura de Alfredo Stroessner, quien se mantuvo en el poder desde 1954 hasta 1989 cuando fue derrocado por una insurrección militar, siendo el segundo periodo más largo para una sola persona, únicamente superado por Fidel Castro.

Una manifestación se generó en el centro de Asunción, donde miles de personas se congregaron para reivindicar a las víctimas del régimen dictatorial, pidiendo además una investigación y juicio para los responsables de las muertes.

La concentración respondió al llamado de la Plataforma Social de Derechos Humanos, Memoria y Democracia de Paraguay, contando con la presencia de diferentes partidos políticos y de organización pro derechos humanos.

En la Plaza de los Desaparecidos se vivieron momentos tensos entre los ciudadanos y los organismos de seguridad, quienes en primera instancia no permitieron el acceso de los manifestantes debido a la falta de autorización.

Al grito de «dictadura nunca más» los asistentes lograron superar el cordón de seguridad, el cual se terminó replegando tras las presiones ejercidas por varias personalidades que se encontraban en la concentración.

Alfredo Stroessner llegó al poder luego de un golpe de estado contra Federico Chaves. Durante su mandato se cometieron varios crímenes contra los derechos humanos como: arrestos sin cargos, desapariciones forzosas y torturas.

Te puede interesar: Venezuela: La calle pide fin al régimen

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here