Existía un punto de ciego, o de fuga, ahora iluminado, entre propuestas como la de Mikel Laboa y Einstürzende Neubauten. Se trata de Serpiente, trío bilbaíno compuesto por Ana Arsuaga (voz y teclado), Beatriz Perales (bajo) y Elena Núñez (batería).

Mismas que ejercen como médium entre las exploraciones tonales que hace casi un siglo ejerció el musicólogo alemán Theodor Adorno, el post-punk más tétrico, pérfido y necroso de los años ’80, las cavilaciones hacia el surf-pop más gótico. Los guiños a propuestas como Savages o The Drums y una evidente conexión con el movimiento cultural vasco Ez Dok Amairu, que entre 1966 y 1972 se dedicó a recuperar la cultura vasca y renovarla.

Así queda patente en ‘Krisanteilu’ (Humo Internacional, 2019), nueva referencia del sello asturiano Humo Internacional (casa discográfica de Fasenuova, Pablo Und Destruktion, La URSS, STA o Balcanes, entre otros), y primer álbum largo del trío vasco. Un álbum con una clara motivación experimental, por descubrir nuevos márgenes que van más allá de los géneros preestablecidos. Y que presenta a estas Serpiente como una de las voces más inclasificables y necesarias para reconstruir tanto el post-punk como la reivindicación del folclore euskaldun.

“En el grupo intentamos componer para llegar a puntos inexplorados para nosotras, por medio de una experimentación tonal y estructural de los temas, y partiendo siempre de los pocos elementos que lo componen: batería, bajo, teclado y voz”, confiesan las bilbaínas.

De ahí que en los poco más de veinte minutos en los que se extienden las nueve canciones cantadas en euskera y castellano que componen este debut titulado «Krisanteilu». Y que llega dos años después de haber publicado su primer EP y a cuatro de que comenzasen a funcionar como banda, se abra un nuevo paradigma: la de un punk con acceso al museo, y la de un arte de vanguardia con acceso al pogo, el mosh y el slam.

El disco ha sido grabado por Urtzi Iza y Hans Krüger en Montreal Studios, mezclado por éste último, y masterizado por Vacuum Mastering, entre 2018 y 2019.

Mira también: Mitú presentan «TANDEM», un LP donde los beats y el folklore se funden

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here