Terapia Gestalt : Una forma de liberarte de tus problemas

Terapia Gestalt y de que trata realmente

87
Fotografía: Freepik

La Terapia Gestalt es un mecanismo de defensa mental que te ayuda a afrontar todos tus problemas que no te dejan avanzar en tus propias relaciones y en el cumplimiento de tus propias metas.

¿De qué se trata realmente?

Esta teoría se trata específicamente de una corriente del psicoanálisis en la cual de manera profunda te ponen en contacto con tu propia existencia en la descomposición de tus problemas, algo así como colocar en una mesa todos tus demonios para destruir a uno por uno con al finalidad de internamente lograr una paz y salud mental de grandes proporciones para garantizar la mayor estabilidad psicológica para tu propia vida.

Herramientas de gran utilidad

Este tipo de procesos utiliza las siguientes herramientas para su correcto conducir:

Autoestima: Este motor es el factor fundamental para el éxito de la terapia, ya que es el núcleo en la cual se busca fortalecer para generar un cambio o adiestramiento de la conducta para producir la valentía necesaria con la finalidad de combatir las problemáticas mentales.

Honestidad: Esto resalta el reconocimiento de la gravedad del asunto, para activar una fomentada preocupación por encontrar las más estables y equilibradas resoluciones de cada punto crítico en el tratamiento.

Respeto: Para avanzar en la búsqueda de soluciones debe existir una fidelidad a tu personalidad, a tus valores y principios, por lo que se deben respetar las corrientes que conducen tus acciones para comenzar a ejercer presión sobre convencerte a ti misma sobre lo que es sano para tu existencia.

Enfoques fundamentales

Existen tres enfoques que son principalmente fundamentales para el desarrollo de la terapia como lo son:

Individuo: Eres el centro de las soluciones, el responsable de destruir tus problemas y avanzar en la vida que tu misma quieres desarrollar por el resto de tus años, así que decides como concluir con todo aquello que te hace daño.

Familia: Los seres queridos como la familia son el soporte necesario para darte la mano que necesita y el muro para resistir los procesos y caídas que son normales durante el proceso.

Pareja: Si existe un antídoto contra los males emocionales es el amor, definitivamente se considera el oxigeno para poder formar un patrón de conducta mucho más fresco y real para tener el autoestima suficiente de controlar todo.

¡Inténtalo y dile adiós a tus problemas!

Te puede interesar leer: Migraña crónica: Un dolor de cabeza para la armonía femenina